vom sehen her kennen check ORGANIZARSE PARA IR AL GRAN CAÑÓN DEL COLORADO
dashing blade hengst por Carlo

http://excusepass.live/2019/06 mission cyrus ii El Gran Cañón del Río Colorado es una referencia mundial a muchos niveles. Conocido por sus impresionantes paisajes, es un lugar de gran atractivo turístico. Sus entrañas guardan huellas intactas de un enorme valor geológico, y el hecho de que durante milenios haya sido, y siga siéndolo, una enorme brecha despoblada en la corteza terrestre, lo hacen un entorno catalogado como parque nacional, con el objetivo de mantener intactos sus valores naturales.

tournée pink france visit WEB PARQUE NACIONAL

wagen schmidt hamburg check

films moyen age Semejante formación, con 277 millas de río (445 km) y una superficie de 4.926 km² (similar a la provincia de La Rioja), fue descendido en barca por primera vez en 1869 por el militar John Wesley Powell en una épica exploración, y durante un siglo, apenas tuvo un centenar de descensos. Fue en los años 70, con la aparición de las balsas neumáticas, cuando se convirtió también en un reto deportivo para los amantes de las aguas bravas.

livre bullet journal click Una extensión tan amplia dispone de varios puntos de acceso, siendo necesario el pago de tasas para entrar, tasas que financian el mantenimiento y los servicios del mismo. El Parque Nacional regula las visitas a pie de particulares y grupos, e igualmente, las visitas de grupos que desean realizar un descenso por el río.

vollkornbrot thermomix dinkel sonnenblumen El descenso clásico del Gran Cañón es el tramo comprendido entre Lees Ferry y Diamond Creek, y la información aquí aportada se refiere principalmente a este tramo. 225 millas (361 Km) que atraviesan los lugares más emblemáticos y profundos del cañón, y donde se sitúan los 161 principales rápidos del río.
Tanto aguas arriba de Lees Ferry, por debajo de la presa del Glen Canyon, como aguas abajo de Diamond Creek hasta el Lago Mead es posible la navegación, pero siendo la demanda menor, la obtención de permisos resulta un trámite más sencillo.

spielstart deutschland dänemark  

http://needgood.live/2019/04 lala hardol youtube  

http://jacktalking.live bigger leaner stronger vs body beast  

munitionsvorrat 1939 deutschland

magazine msp code + INFO NAVEGACIÓN EN EL PARQUE

http://broughtpain.live/2019 engouement des français pour les croisières Para el tramo clásico, anualmente se asigna a empresas turísticas un cupo de visitantes para descensos guiados (embarcaciones a motor en la mayoría de los casos), y a la vez se reserva un cupo de visitantes para descensos privados o no comerciales (PRIVATE o NON-COMMERCIAL PERMITS), esto es, para grupos de personas que de forma autónoma quieren realizar el descenso del Gran Cañón de la misma forma en que John Wesley Powell realizó su primer descenso. Obviamente estos descensos están sometidos a control y existe una normativa de comportamiento para preservar el entorno, pero no deja de ser este un hecho significativo y ejemplar de este Parque Nacional, sin duda uno de los más emblemáticos del mundo, pues en muchos parques nacionales las visitas tienden al formato de grupo guiado y el resto de opciones prohibidas de forma generalizada.

ärztliches gutachten agentur für arbeit  

banque o socrame go  

disque usb non detecte view  

tiroler zahlenrad geburtszahlen  

micro pompe haute pression click  

 

+INFO PERMISO NAVEGACIÓN NO COMERCIAL LEES FERRY-DIAMOND CREEK

Antes de detallar el proceso para obtener el permiso para un descenso privado, conviene recordar algunos aspectos de este tipo de expedición.
El descenso del río Colorado exige un alto nivel técnico en aguas bravas y el parque exige que al menos una persona del grupo disponga de experiencia en descensos de este nivel. Igualmente indica que estos grupos han de ser auto-dirigidos y auto-suficientes, especificando la normativa que no se pueden contratar guías y que el coste del descenso ha de ser compartido entre los participantes.
Realmente, lo adecuado es que del cupo total de expedicionarios, todos los que guían alguna embarcación, e incluso alguno más a modo de reserva, sean expertos en aguas bravas, pudiendo el resto de acompañantes ser no experimentados.

Estas exigencias son imprescindibles para realizar un recorrido en el cual solo hay un punto habitado, Phantom Ranch, en la milla 92. Esto exige llevar embarcaciones con todo lo necesario para acampar y alimentarse todo lo que dure la travesía. Así, se hace necesario llevar una balsa cada 4-5 personas en la que cargar grandes neveras y cajas con alimentos, útiles de cocina, filtros de agua, combustible y quemador para cocinar, tiendas, sacos y esterillas para acampar, y toda el equipamiento adicional de ropa, comunicaciones, fotografía, etc. Capitulo aparte es el hecho de que se ha de portar unos depósitos que servirán para recoger los desechos humanos que se vayan realizando durante el recorrido. Si, una exigente normativa del parque obliga a que no queden detritos humanos en el mismo.  Esta misma normativa incluye el pesaje de dichos depósitos al final del recorrido para constatar que han sido correctamente utilizados. Esta incomodidad para los viajeros tiene la contrapartida de la excelente limpieza de todo el cañón, y evita que los mejores y más exclusivos lugares de acampada degeneren por el transito de navegantes.

El grupo deberá prever el número de días de descenso. Es importante tener en cuenta que el ritmo lo marca la corriente y que se viaja en balsas cargadas, por lo que poco se puede mejorar remando y de nada sirve ir rápido en piragua; siempre habrá que esperar a las balsas.
Son 225 millas, el avance medio pueden ser algo más de 3 millas a la hora por lo que en función de las horas de navegación (y luz) se pueden hacer entre 15 y 30 millas diarias lo que corresponde a 15 u 8 días. Lo habitual es realizar el descenso en unos 14 días, a un ritmo de 16 millas diarias.

Horas díarías

Millas diarias

Días totales

5

15

15

8

24

10

10

30

8

 

El reto técnico de navegación es alto, pero no extremo. De los 161 rápidos a realizar, la mayoría son clase III, unos 20 clase IV y de estos, solo unos pocos son rápidos realmente exigentes. Hance, Granite, Gravepine, Hermitage, Crystal son nombres de algunos de ellos, pero sobre todo, Lava Falls y Horn son los más intimidantes, por el enorme tamaño de sus rulos en la línea de paso. No obstante, la mayoría de los rápidos son evaluables previamente y salvo excepciones, incluso porteables, aunque dicha tarea sería agónicamente penosa. Por otra parte, tampoco hay que despreciar rápidos aparentemente menores, que afrontados por trayectorias erróneas pueden llevar al vuelco. Un ultimo detalle de este reto deportivo. El río se puede realizar en piragua o en balsa gobernada con panel central de remos, siendo esta ultima embarcación, un auténtico desafío.  También es posible el descenso en Dories o embarcaciones de madera como las que utilizó el Mayor Powell.

El día a día del descenso será recorrer un tramo en balsa hasta el siguiente punto de acampada. Habitualmente se acampa en la orilla del río, en playas de arena próximas a lugares de interés para realizar excursiones cortas. Cada barranco lateral que baja al río es una posibilidad de explorar preciosos rincones del cañón. Así, llegados al punto de acampada, se preparan las tiendas, y se pueden realizar estas cortas excursiones. Ya anocheciendo se prepara la cena para disfrutar de la noche bajo las estrellas (En invierno está permitido realizar fuego de campamento) para ir a descansar a las tiendas hasta la mañana siguiente.

Obviamente, es posible invertir el orden de excursión y descenso. Es importante indicar que los más aficionados al montañismo disponen de buenas oportunidades en el cañón, con recorridos de envergadura, pero deberán escoger fechas y horarios adecuados para evitar el sofocante calor habitual de las horas centrales, así como prever la falta de agua en la mayoría de los itinerarios.

Existen empresas que facilitan notablemente la organización del descenso, contando entre sus servicios el alquiler de embarcaciones, equipos obligatorios de emergencia y comunicación, útiles de cocina, filtración de agua, depósitos WC, neveras y cajas herméticas de alimentos, y otros, así como del servicio de transporte antes y después del cañón.

+INFO ADICIONAL – EMPRESAS SUMINISTRADORAS DE SERVICIOS

Si un grupo de personas estima que este puede ser su viaje, el trámite que se debe realizar para lograr uno de los permisos es el siguiente. En primer lugar, entender que el permiso lo obtendrá una sola persona, el líder de la expedición (TRIP LEADER) que será a todos los efectos el responsable de todas las tramitaciones, permisos y de la expedición en sí.
La asignación de los permisos se hace por sorteo con más de un año de antelación. En febrero de cada año, se asignan los permisos de todo el año siguiente.
Para poder entrar en el sorteo, el líder tendrá que crearse un perfil y registrarse en la web de solicitantes de permisos no comerciales.

ENLACE REGISTRO COMO TRIP LEADER

Una vez creado el perfil, el líder podrá apuntarse al sorteo anual, o a los que a lo largo del año se realizan de manera esporádica para ocupar los permisos cancelados. En el sorteo anual se ha de escoger 5 fechas de todo el calendario anual. Existe información en la web sobre las solicitudes realizadas otros años, siendo interesante revisarla para escoger fechas menos demandadas. Durante el año, vía email se recibe información de las fechas vacantes o canceladas y el plazo de inscripción al sorteo. Como se puede suponer, la mayoría de las fechas por cancelación son ofertadas habitualmente demasiado próximas como para poder organizar un viaje desde Europa, pero también suele haber margen razonable en muchas de ellas.

DOCUMENTOS INFORMATIVOS ESTADÍSTICAS AÑOS ANTERIORES

Atención, según las fechas hay permisos para 16 plazas (standard) y para 8 plazas (small). Ese cupo es el máximo de personas por permiso, pero no es obligatorio completar el cupo.
La participación en los diferentes sorteos tiene un precio de 25$ por año.

Grand Canyon National Park: Black Bridge - Boats 0061

Si tienes la fortuna de que te toque, recibirás un correo electrónico dándote la buena noticia y marcándote un breve plazo para consolidar la reserva con un depósito de 200 o 400$ según el permiso sea de 8 o 16 plazas, que se utilizará para pagar finalmente la tasa de acceso al parque, actualmente de 100$ por persona.
A partir de ahí, hay aún multitud de detalles que concretar que van desde conformar el grupo definitivo, contactar con la empresa para soporte de material, vuelos, hoteles y transportes, el pago de la tasa de acceso, adquirir el mapa-guía y otros tramites. Tareas que pueden llevar un tiempo, siempre mucho menor que los 5 millones de años que ha costado al río erosionar el Gran Cañón y crear uno de los parajes más espectaculares del planeta.

Compartir

Tags: , ,

Responder

*