Río Arenal, sur de Gredos
por Luis Taboada

Gonzalo y Javi en Arenas de San Pedro

Gonzalo y Javi en Arenas de San Pedro.

Con un otoño caracterizado por frentes lluviosos que vienen del sur y descargan principalmente en Andalucía y en el Sistema Central, no queda más remedio que desplazarse allí donde cae la lluvia: a la Sierra de Gredos. Esta vez, las esperadas precipitaciones nos dieron la oportunidad de conocer el río Arenal de la mano del grupo de piragüistas de Talavera de la Reina.

El Arenal pertenece a la comarca abulense del Valle del Tiétar, cuya localidad más importante es Arenas de San Pedro. Hablamos de un río, o más bien de una zona, que da bastante juego. El Arenal tiene cuatro tramos (conocidos) de dificultad variable (de IV a II) y afluentes interesantes como el Pelayo, estrecho y con desnivel, muy recomendado por los talaveranos, o el Ramacastaña, una buena opción cuando el resto lleva demasiada agua. Además, el mismo río Tiétar en el cuál desemboca el Arenal tiene algunos pasos de aguas bravas con la contrapartida de tener que descender largos remansos para alcanzarlos.

Javi Tronchapalas en el paso 'Samotracia'.

Javi Tronchapalas con su Exo Demon en el paso 'Samotracia'.

César en 'la Trompeta Rusa'.

César en 'la Trompeta Rusa'.

Una buena parte del Arenal discurre por lecho de granito, lo que hace difícil pillarlo con buenos niveles. El medidor informatizado de la Confederación del Tajo, situado en el mismo Arenas de San Pedro, nos va a dar información muy precisa del caudal. La buena noticia es que si el río va pasado de agua, los tramos bajos son una opción más que considerable y además el río ajusta su caudal rápidamente, igual que sucede en otros ríos de Gredos.

Javi Tronchas busca otra linea para tocar la 'Trompeta'.

Javi Tronchas busca otra linea para tocar la 'Trompeta'.

Pepe con su Demon en 'el Cañon de los Seniles'.

Pepe en 'el Cañon de los Seniles'.

Esto pudimos comprobarlo en los tres días que pasamos en la zona. El primer día descendimos el tercer tramo (III+), el más clásico, de Arenas de San Pedro al Puente de Los Llanos, con un caudal ‘alegre’ (es decir, con un nudo en la garganta) que obligaba a estar muy atento a las ramas y a los rebufos, y dando por hecho que un esquimotaje fallido podía suponer la pérdida del kayak.

Al segundo día, la bajada de caudales nos permitió ir al segundo tramo, del Puente del Tejar a Arenas de San Pedro (IV), un recorrido estrecho y maniobrero estilo Saja o Piqueras con dos pasos emblemáticos que nos revelaron la afición de los locales talaveranos a los nombres singulares: ‘el Quitarresacas’ y ‘Samotracia’.

 

Dani, tronchapalas de pleno derecho, en el 'Salto del Cíclope'.

Dani, tronchapalas de pleno derecho, en el 'Salto del Cíclope'.

El tercer día acudimos al tramo más alto, el llamado ‘Musical’, abierto recientemente por Carlos Rodero y César Lozoya, y sin duda el más interesante de los cuatro. Este tramo va de la confluencia del Arenal con el río Cantos (cerca de El Hornillo) hasta el Puente del Tejar, bajo el cuál nos esperan los últimos pasos.

Gymjazz con su Pure S, visto desde el Puente del Tejar.

Gymjazz con su Pure S, visto desde el Puente del Tejar.

Lecho de granito y pasos seguidos de pozas que nos permiten ir mirando y asegurando sin problemas. Las dificultades de este tramo no superan el IV en condiciones normales de caudal, aunque hay que estar atentos a los árboles caídos. Una vez más, los pasos han sido bautizados con imaginación y humor: ‘la Ese Caderil’, ‘la Trompeta Rusa’, ‘el Embudo Saciador’, ‘el Cañón de los Seniles’ o ‘el Salto del Cíclope’, por citar algunos. En definitiva, un tramo que te deja con una gran sonrisa.

Luis en el último paso del 'Musical'.

Luis en el último paso del 'Musical'.

Gracias a los kayakeros de Talavera de la Reina (José, César, Alfredo, Juan, Roberto y Gustavo), tenéis un río cojonudo; a la siempre tronchante compañía de los Tronchapalas (Javi, Dani, Gymjazz y Pepe); sin olvidar la representación gallega del crack Gonzalo y de Ángel, y a otros kayakeros que se nos unieron en esta ocasión. Nos vemos en el río.

El Arenal está rodeado de bosques de pinos y plátanos.

El Arenal está rodeado de bosques de pinos y plátanos.

Compartir

Tags: , ,

Comentarios cerrados.